viernes, 11 de febrero de 2011

La sala de exposiciones

A pesar de que no contamos con muchos recursos, en el IES Profesor Dominguez Ortiz somos de lo más apañado. Si no lo creeis, echad un vistazo a nuestra sala de exposiciones:



¡ESTÁIS INVITADOS TOD@S!


un saludo

5 comentarios:

María Jesús González Izquierdo dijo...

Wow ¡¡Qué pasada de espacio!! ¿Y esos dos diplomas o títulos que tenéis? ¿De qué son? ¿Y todos esos libros? Es genial :-)
Pero por favor, decidme la dirección exacta del centro educativo y así os puedo mandar la memoria y los cuatro boletines por medio de MRW o Correos.
Gracia y seguid trabajando como hasta ahora porque sois increíbles.
Buen fin de semana.
Mª Jesús

Miguel Mayoral M dijo...

Una de las peculiaridades de nuestra Sala de Exposiciones es su continuo cambio. Durante estos años hemos intentado convertir la dificultad en virtud y, ya que tenemos muy poco espacio para mostrar nuestro patrimonio, cada curso hemos dedicado el "rinconcito museístico" a una época distinta de la historia de la educación. Esta imagen muestra el "Aula de la República", con una estructuración de los pupitres que fue utilizada por muchos profesores republicanos, influenciados por la Escuela Nueva. Los libros que veis al fondo son algunas de nuestra joyas bibliográficas. Muchos de ellos están escritos por profesores de los institutos españoles en esa época, especialamente del de Guadalajara, alma mater del nuestro. De éste hemos mostrado también cada año alguna de sus piezas, como los animales disecados que se aprecian sobre el armario del fondo. Este último mueble es una donación de uno de nuestros pueblos cercanos, procedente de la escuela. Sobre un muro se aprecian un monton de "papeles volanderos" que muestran impresionantes testimonios de la represión franquista tras la Guerra Civil, como el que alude al profesor Domínguez Ortiz como alguien "incapaz para el cargo". Entre nuestras pequeñas joyas están objetos como el que cuelga de la percha, antecedente de las actuales mochilas, realizado en madera y cuero y muy aplaudido por los alumnos (es su propia historia). La pizarra tiene también su historia, pero esa... otro día.

María Jesús González Izquierdo dijo...

¡Qué interesante! Gracias por contar todas estas cosas sobre vuestro "rinconcito museístico".
Lo de "incapaz para el cargo" ya me lo conozco ya, como también la tremenda estupidez de que el Instituto-escuela es "una secta racionalista" como dijo Manjón.
Pero qué maravilla de trabajos que realizáis, me encantaría leer los "papeles volanderos" que cuelgan de vuestro muro.
¿Sabéis? Iba a presentar una obra pintada a carboncillo sobre el Instituto-escuela pero no me han admitido por NO ser una profesora "en activo". Se celebra un certamen sobre "La escuela" en el CEP de Cuenca y como veis no me dejan presentarme, una lástima la verdad. Como cosas como esta me tengo que enfrentar cada día por no se una profesora "en activo". No estaré en activo pero soy muy creativa, comprometida y preocupada por la educación de nuestros chicos y chicas. Ya veo que esto no importa mientras no seas... UNA PROFESORA EN ACTIVO, jajaja
Perdonar que os cuente estas cosas, pero es que me dan mucha lástima algunas tonterías.
P.D. Miguel, no olvides contarnos la historia de la pizarra que me has dejado en ascuas :-)
Un abrazo, Mª Jesús

Miguel Mayoral M dijo...

Ahí va algo sobre la pizarra que veis al fondo de la fotografía. Nos la donó un viejo profesor y nos contó su historia. Por "deformación profesional" me cuesta apostar por la veracidad de un hecho si no gozo, al menos, de un par de fuentes históricas que me lo atestigüen. En este caso es sólo una y de carácter oral, pero es tan verosímil... Parece ser que este encerado se remonta a principios del siglo XX y que fue una de las primeras pizarras que tuvieron las escuelas de niñas. Lo más impresionante de lo que nos contó nuestro donante es que, en primer lugar, se dotó de este instrumento didáctico a todas las escuelas de niños que lo necesitaban y, solo después de cubrir las necesidades de los varones, se decidió dotar a algunas escuelas de niñas hasta agotar el presupuesto ¡Qué cosas!

María Jesús González Izquierdo dijo...

Qué fuerte. Menos mal que la cosa ha cambiado algo.
Pues si es de ser cierta esta información... ¡tenéis toda una joya! Mis felicitaciones :-)
Una vez más, gracias por la información.

Un saludo, Mª Jesús

Publicar un comentario

Se eliminaran todas las entradas con lenguaje inapropiado.