jueves, 17 de marzo de 2011

El Plan General de Instrucción Pública para las islas de Cuba y Puerto Rico de 1844


El Plan de 1844, dictado a instancias de la Sección de Educación de la Sociedad Económica de Amigos del País de Cuba, fue el primero sobre instrucción diseñado por el gobierno colonial para las islas. A partir de ese año, 1844, la Sociedad Económica dejó de desempeñar las funciones oficiales de fomento e inspección de la enseñanza. La base de este plan para Cuba y Puerto Rico fue el Plan de Instrucción Primaria para la Península de 21 de julio de 1838, cuyo texto pasó literalmente en varias ocasiones al modelo cubano1.

Uno de los rasgos característicos de la política desarrollada sobre la educación cubana es su centralismo, en primer lugar porque, aunque las islas de Cuba y Puerto Rico estaban divididas en provincias, carecían de Diputación Provincial y demás instituciones provinciales (en Puerto Rico la Diputación Provincial fue creada en 1870). De ahí, que la participación que en el plan español se reservaba a la Diputación, a través de las Comisiones Provinciales de Instrucción Primaria (artículo 28), quedara eliminado en Cuba y sustituida por las autoridades vinculadas al Gobernador Superior Político de La Habana (el cual tenía poderes militares y civiles, que incluían la instrucción pública).

En segundo lugar, existía también una cierta jerarquía entre las islas, en el sentido de que La Habana desempeñaba un papel centralizador de los asuntos isleños. La legislación sobre instrucción pública en Puerto Rico era la misma que la aplicada en Cuba hasta que, el 10 de junio de 1865, se promulgó un Decreto Orgánico sobre Instrucción Pública.

1 OSSENBACH SAUTER, Gabriela: “Política educativa española para la isla de Cuba en el siglo XIX (1837-1868)”, Historia de la educación, 2 (1983), p- 268.