lunes, 14 de mayo de 2012

Tras los seres petrificados de la ciudad de Cabra

En la tarde del jueves 10 de mayo se celebró, dentro de las actividades de la Semana del Geoparque y del Día Internacional de los Museos, la ruta "Tras los seres petrificados de la ciudad de Cabra" en la que un grupo de estudiantes de 2º de Bachillerato del IES “Aguilar y Eslava” acompañados de profesores, responsables y técnicos del Geoparque, y miembros de la corporación municipal, rastrearon la presencia de fósiles en fachadas y elementos arquitectónicos de monumentos de la ciudad de Cabra. Desde la antigüedad, las rocas de la Sierra de Cabra han sido utilizadas para la construcción de la propia ciudad. Por sus calles, plazas, monumentos, fuentes y fachadas se exponen para admiración de quien repara en ellos, fósiles y fondos marinos con una claridad y belleza, difícilmente observable en la propia naturaleza. Los cortes pulidos o agrestes de la rocas que se observan por toda la ciudad de Cabra la convierten un auténtico museo geológico donde se pueden descubrir verdaderas obras de arte natural.
Las rocas de la Sierra de Cabra son calizas del Jurásico ( entre 200 y 145 millones de años) que se formaron en el mar de Tethys. Muchos de los seres vivos que habitaron aquel mar prehistórico quedaron sepultados por sedimentos y se transformaron con el paso del tiempo en rocas. La ruta "Tras los seres petrificados de la ciudad de Cabra" comenzó en la Plaza de España donde se dio una explicación general sobre en qué consitiría la actividad. A continuación se visitó la Parroquia Mayor de la Asunción y Ángeles y sus alrederores donde Baldomero Moreno, Director del Geoparque Sierras Subbéticas y Alicia Serna, Técnico y Geóloga, dieron pautas para reconocer rocas como las calizas nodulosas, que comunmente se denominan marmol rojo de Cabra, y observar en ellas trazas o muetras de animales fósiles como los anmonites, los belemnites, lytoceras, thalassinoides… Estos se encuentran fácilmente en las columnas y pavimentos del templo, así como en la propia Plaza y Calle Mayor formando parte de acerados y muros.
La ruta terminaría delante de la escultura a Pepita Jiménez que se levanta delante de la Casa Natal de Juan Valera donde se puede observar la carasterística caliza blanca oolítica, formada por la antigua arena blanca del mar de Tethys, que fuera un mar tropical tambien poblado de corales y que desapareció hace millones de años. Desde la Delegación de Turismo del Ayuntamiento de Cabra, se quiere convertir esta ruta en una de las más singulares de cara a los que nos visiten y quieran descubrir en la propia ciudad una de las características más sobresalientes del Geoparque de las Sierras Subbéticas.

6 comentarios:

MEDUSA, la gorgona. dijo...

Pero qué interesante. Nunca dejarán de sorprenderme estos egabrenses... eso es lo que hay que hacer, aprovechar los recursos de que uno dispone en su entorno natural.

Esta tarde me encuentro levantando cortes geológicos, interpretando otros con fósiles para datar los materiales, y la verdad que no dejan de fascinarme este tipo de ejercicios. Me gusta la Geología, y qué decir de la Paleontología... bua, qué maravilla...

En el libro sobre la vida y obra de D. Juan Carandell aparece un fósil en la portada. D. Luis Castellón me comentó que posiblemente se trate de Lytoceras. D. Leandro Sequeiros, a día de hoy, no ha podido contestar a mi petición para confirmar si realmente se trata de un ejemplar del género Lytoceras.

Otra cosa más, hay un género de amonites que se llama Amaltheus y me gustaría saber si se encuentra en la Sierra de Cabra. ¿Sabéis una curiosidad? La cabra Amaltea amamantó al dios Zeus cuando era un bebé. Su padre (Cronos) quiso matarlo, como hizo con otros de sus hijos, porque el oráculo le dijo que lo destronaría. Rea, la mujer de Cronos, no deseó la misma suerte para el niño Zeus, así que el pequeño fue trasladado a una isla donde cuentan que la cabra Amaltea lo amamantó para que pudiese sobrevivir.... ¡VIVA LAS CABRAS! Qué importancia tienen en la mitología, ¿verdad? Zeus, el dios de dioses, el potente Zeus, quien tuvo tantas y tantas amantes, entre ellas Sémele, Leda, Danae, Europa, Io,... No me extraña que su mujer y hermana, Hera, estuviese tan celosa, ¡no es para menos! Menudo era Zeus, madre mía...

Otra pequeña curiosidad hablando del mar de Tethys. Como sabréis esta deidad es la diosa del mar, y en griego antiguo significa "niñera", "abuela" y creo recordar que también "tía". De todas formas buscarlo para confirmar que no estoy en lo cierto. Tethys era hija de Urano y Gea, esta última la diosa de la tierra. ¡Ah! Tethys era la niñera de Hera, la esposa celosa de Zeus.

Un saludo y me voy a estudiar otro poco que se me va el tiempo como arena entre las manos contándoros estas cosillas de poca importancia.

Mª Jesús

P.S. Los de cabra nos podrían contar algo sobre el busto de Augusto que tienen en su Museo. ¿Tenían en el "Aguilar y Eslava" gipsoteca como en el Instituto "Sagasta" de Logroño? Lo desconozco, podrían contarnos algo de este patrimonio de tipo artístico.

MEDUSA, la gorgona. dijo...

Más sobre la cabra Amaltea:

http://es.wikipedia.org/wiki/Cabra_Amaltea_(Bernini)

En el Museo Arqueológico de Cabra tienen un "Eros dormido" y un Dionisos (hijo de Sémele y Zeus) que quiero ir a ver. Y, el Mitra egabrense que se encuentra en el Arqueológico de Córdoba iré a contemplarlo cuando me vaya de ruta por Andalucía. Lo que desconozco es si han podido recuperar "El Niño con Liebre" que tiene la familia Solís.

Ahora sí que me voy, no quería dejaros sin que veáis a la cabra Amaltea, que por cierto, es de Bernini como Medusa, la gorgona a la que creo parecerme. Pobrecilla, lo que pasó la pobre...

MEDUSA, la gorgona. dijo...

Esta semana tengo que acudir a una serie de actividades que tiene programadas en el colegio en el que recibí mi formación académica desde que contaba 2 años y medio hasta los 17 y medio. Cumplen 125 años al servicio de la enseñanza. Me encantan este tipo de actos que tiene que ver con la Historia de la Educación de nuestro país, también con el Patrimonio Histórico-Educativo. Han montado una exposición retrospectiva en una sala de exposiciones de una fundación de mi ciudad. En ella se pueden ver todo tipo de objetos destinados a la enseñanza como libros antiguos, uniformes, fotografías, aparatos de física, material didáctico de Ciencias Naturales, etc. Qué alucine, ¡pero qué maravilla el patrimonio! Si por algo digo que he contraído matrimonio con él: "Mi matrimonio con el patrimonio".

Miguel, ¿disponéis de uniformes antiguos en vuestra aula-museo? A mí me encantaría ver la recreación a escala de un cuarto de baño del siglo XIX como los que había en los internados de los Institutos más antiguos de España. En el libro de D. Juan Carandell, en el que se habla del Instituto egabrense, se puede ver una imagen de un cuarto de baño del "Aguilar y Eslava" de principios del siglo XX. Me hizo mucha ilusión que en el librito se incluyera esta fotografía porque me resultan interesantes... ¡son patrimonio educativo!

Saludos, Mª Jesús

MEDUSA, la gorgona. dijo...

Os voy a contar una historia que tiene que ver con el patrimonio histórico educativo de la Universidad Internacional Menendez Pelayo de mi ciudad. Como me hablo con todo el mundo y tengo una enorme facilidad para emprender conversaciones, pues hace meses me hice amiga de uno de los ordenanzas de la UIMP. Me enseñó algunas de las instalaciones y me contó muchas historias que han sucedido allí, entre ellas que entre el mobiliario de la Universidad cuentan con una banca y una mesa del Alfonso XIII. Me relató cómo llegaron allí desde la UIMP de Madrid. Pues bien, como hay mucha gente (la inmensa mayoría) que no sabe de la historia de este mobiliario que se encuentra en los pasillo pues... que sientan sus culos gordos sobre la mesa, y colocan todo tipo de objetos como pasteles y Dios sabe qué. Lo mismo con la banca... ¡madre mía! Yo no sé que hacen en los pasillos que no están decorando algún despacho. Qué atropello contra el patrimonio, de verdad. Yo, cuando veo estos dos muebles los miro con detenimiento y empiezo a imaginar a Alfonso XIII, las siestas que se daría en la banca, y lo que escribiría en esa mesa.

Bueno, hablando de mi amigo el ordenanza me gustaría que nuestros amigos egabrenses nos contasen más cosas sobre su ordenanza, ese esqueleto del conserje y cómo este buen señor tomó la sabia decisión de donar su cuerpo para que los niños pudiesen estudiar la anatomía en las aulas del prestigioso "Aguilar y Eslava". ¿Qué se sabe de sus familiares? Es alucinante, sus tataranietos tienes que flipar con él.

Mª Jesús

P.S. Nuestra querida amiga Gabriela volverá a nuestra tierra... ¡bien!

MEDUSA, la gorgona. dijo...

La fotografía del conserje, ¿lo recordáis? En Cabra creo que lo vimos, ¿no es así?

http://elviajero.elpais.com/fotografia/educacion/alumnos/instituto/Aguilar/Eslava/observan/esqueleto/conserje/siglo/XIX/elpfot/20060327elpepiedu_3/Ies/

¿Cómo se llamaba? Es posible que Rafael, porque es un nombre muy común en Andalucía, ¿no es así? Yo quiero conocer la historia de este hombre, quienes eran sus padres, si se casó y tuvo hijos, por qué se dedicó a ser conserje y no a otra profesión, qué le gustaba de comer, no sé, y qué hacía en su tiempo libre. Sería interesante haberlo conocido y que me hubiese contado historias del internado del "Aguilar y Eslava", de las fiestas del Instituto, no sé, y del pueblo, también.

¿Sabéis si hay otros institutos en España que tengan esqueleto del conserje? Aquí, en Cuenca, me comentaron que el esqueleto que hay en una urna de cristal pertenece a una antigua profesora del departamento de Ciencias Naturales. Me dijeron el nombre de la buena señora pero... desgraciadamente no me acuerdo.

Miguel, por favor, hablando de huesos, ¿podéis subir la imagen del craneo de mamífero que tenéis en vuestra aula-museo? ¿Ya lo habéis bautizado? Supongo que le habréis puesto nombre, pues es una costumbre muy extendida.

Un saludo y sigamos hablando de patrimonio educativo, que me parece muy interesante.

Mª Jesús

P.S. Sería interesante ver uniformes de antiguos alumnos/as, y de los profesores/as, también. Os contaré una anécdota de un profesor del Instituto de Cuenca. Tiene que ver con la vestimenta.

MEDUSA, la gorgona. dijo...

A mi amiga Amparo la refieren en la prensa. Si es que siempre es tan trabajadora y motiva tanto a su alumnado:

http://www.vocesdecuenca.com/frontend/voces/Dos-Hermanos-Autistas-Del-IES-Alfonso-VIII-Son-Premiados-En-El-Europe-Direct-Cuenca-vn19459-vst80

¿Sabéis qué? Voy a ver los peinados que llevaban los alumnos y alumnas, también el profesorado en las distintas épocas en los Institutos Históricos. Me gusta, es patrimonio, ¿o no? Pues eso. Me gustan los bigotes que llevaban los catedráticos de nuestros institutos en el siglo XIX, y su calzado, también. Me encantaría tener un par de zapatos de un antiguo catedrático de Instituto, lo que pasa es que no hay quien me los venda. Y ¿qué os parecen los peinados de las señoras adineradas del siglo XIX? No digamos de las gafas, ME PARECEN ALUCINANTES. ¿En algún Instituto guardan gafas de sus catedráticos? En el de Cabra, sí, las de mi querido D. Juan Carandell. Me voy a comprar unas gafas del siglo XIX y voy a ir a una óptica a que les coloquen lentes con mi graduación.

Saludos y espero que mañana paséis un feliz Día Internacional de los Museos. Yo iré a visitar uno al que le tengo un cariño especial.

Mª Jesús

Publicar un comentario

Se eliminaran todas las entradas con lenguaje inapropiado.