lunes, 14 de mayo de 2012

Tras los seres petrificados de la ciudad de Cabra

En la tarde del jueves 10 de mayo se celebró, dentro de las actividades de la Semana del Geoparque y del Día Internacional de los Museos, la ruta "Tras los seres petrificados de la ciudad de Cabra" en la que un grupo de estudiantes de 2º de Bachillerato del IES “Aguilar y Eslava” acompañados de profesores, responsables y técnicos del Geoparque, y miembros de la corporación municipal, rastrearon la presencia de fósiles en fachadas y elementos arquitectónicos de monumentos de la ciudad de Cabra. Desde la antigüedad, las rocas de la Sierra de Cabra han sido utilizadas para la construcción de la propia ciudad. Por sus calles, plazas, monumentos, fuentes y fachadas se exponen para admiración de quien repara en ellos, fósiles y fondos marinos con una claridad y belleza, difícilmente observable en la propia naturaleza. Los cortes pulidos o agrestes de la rocas que se observan por toda la ciudad de Cabra la convierten un auténtico museo geológico donde se pueden descubrir verdaderas obras de arte natural.
Las rocas de la Sierra de Cabra son calizas del Jurásico ( entre 200 y 145 millones de años) que se formaron en el mar de Tethys. Muchos de los seres vivos que habitaron aquel mar prehistórico quedaron sepultados por sedimentos y se transformaron con el paso del tiempo en rocas. La ruta "Tras los seres petrificados de la ciudad de Cabra" comenzó en la Plaza de España donde se dio una explicación general sobre en qué consitiría la actividad. A continuación se visitó la Parroquia Mayor de la Asunción y Ángeles y sus alrederores donde Baldomero Moreno, Director del Geoparque Sierras Subbéticas y Alicia Serna, Técnico y Geóloga, dieron pautas para reconocer rocas como las calizas nodulosas, que comunmente se denominan marmol rojo de Cabra, y observar en ellas trazas o muetras de animales fósiles como los anmonites, los belemnites, lytoceras, thalassinoides… Estos se encuentran fácilmente en las columnas y pavimentos del templo, así como en la propia Plaza y Calle Mayor formando parte de acerados y muros.
La ruta terminaría delante de la escultura a Pepita Jiménez que se levanta delante de la Casa Natal de Juan Valera donde se puede observar la carasterística caliza blanca oolítica, formada por la antigua arena blanca del mar de Tethys, que fuera un mar tropical tambien poblado de corales y que desapareció hace millones de años. Desde la Delegación de Turismo del Ayuntamiento de Cabra, se quiere convertir esta ruta en una de las más singulares de cara a los que nos visiten y quieran descubrir en la propia ciudad una de las características más sobresalientes del Geoparque de las Sierras Subbéticas.