viernes, 22 de marzo de 2013

Instituto Isabel la Católica


Por fin hemos hecho la excursión a Toledo. Llevábamos mucho tiempo preparándola en clase de Ciencias Naturales y en Historia. El profesor de Informática también les había explicado cómo funcionaba el artificio de Juanelo Turriano, que desde el Tajo subía el agua al Alcázar, y los alumnos de 4º E ya estaban deseando dejar de lado las imágenes y maquetas y ver la ciudad real. No les decepcionó. Los monumentos les parecieron impresionantes, pero lo que más les gustó fue el emplazamiento de la ciudad y cómo se pueden identificar muchos edificios desde el mirador de la ermita de la Virgen del Valle. Después de contemplarlo, ya no les extrañó que pintores como El Greco o Aureliano de Beruete convirtieran el perfil de Toledo en el protagonista de algunas de sus obras. El tiempo también nos acompañó. No llovió y pudimos comer al aire libre al lado de la Sinagoga del Tránsito con el paisaje Los Cigarrales de fondo.