martes, 23 de abril de 2013

EL INSTITUTO AGUILAR Y ESLAVA RECUERDA LA SIMA DE CABRA COMO LUGAR CERVANTINO



En el año 1905, con motivo de la conmemoración del III Centenario de la publicación del Quijote, el Instituto Aguilar y Eslava se sumó al conjunto de celebraciones que cundieron por toda España, atendiendo así a las propuestas del Ministerio de Instrucción Pública. Las Actas del Claustro celebradas en aquellas fechas reflejan los preparativos de los actos a celebrar; entre ellos se encontraban una velada literaria, una función religiosa y que “en la sima de Cabra, citada en la obra inmortal, se inscribiese en una lápida formada sobre la peña vertical del lado derecho, convenientemente preparada, el párrafo que a la citada sima se refiere y fecha de la inscripción con el nombre del Instituto que la hace”.

Para dicha conmemoración se encargo un diseño al profesor de Dibujo del Instituto-Colegio don Ángel Hernández Mohedano. Este encargo tuvo lugar en una sesión celebrada el 21 de febrero de 1905, y un mes después, el 21 de marzo, el citado profesor presentó al claustro el proyecto, que contó con los “plácemes” de los asistentes, decidiéndose que la visita a la sima sería el día 7 de mayo por la mañana, mientras que la misa y el acto literario tendrían lugar al día siguiente. Pero finalmente, en la sesión del día 3 de mayo se acordó que el descubrimiento de la lápida se realizaría “en la mañana del 8 saliendo de esta a las 7 de la mañana y verificando el acto oficial a las 9 de la misma”.

De aquella visita y de la dedicación de la placa que allí se instaló quedaría el testimonio gráfico de una espléndida fotografía que ha sido publicada en varias ocasiones pero cuyo original apareció por primera vez publicada en el volumen titulado “Andalucía en balnco y negro” de E. Pereiras y J.M. Holgado, editado por Espasa en 1999.


La Sima de Cabra es un lugar que aparece citado en varios textos literarios, el propio Cervantes la cita dos veces en el capitulo XIV de la segunda parte, cuando el caballero del Bosque le cuenta a don Quijote las hazañas que ha debido realizar para agradar a su doncella, Casildea de Vandalia:

 “Otra vez me mandó que me precipitase y sumiese en la sima de Cabra, peligro inaudito y temeroso, y que le trujese particular relación de lo que en aquella escura profundidad se encierra”

Cervantes la cita igualmente en “El celoso extremeño” y todos los escritores e historiadores locales de Cabra se han ocupado de ella. Las antiguas leyendas decían que era una de las puertas del infierno, posteriormente se difundió la idea de que era una antigua mina, y siempre fue escenario de numerosas tragedias.

Los diferentes estudios geológicos entre los que destaca la del benemérito catedrático de Historia Natural del Instituto-Colegio “Aguilar y Eslava”, Juan Caradell y Pericay, y la labor llevada a cabo por los espeleólogos egabrenses encabezados por Francisco Galo Sánchez y el grupo deportivo GEAL, han demostrado su verdadera naturaleza y han servido para superar los temores ancestrales que históricamente la han rodeado.

En el año 2005, el Instituto de Enseñanza Secundaria Aguilar y Eslava y el Patronato de su Fundación repitieron la visita al referido lugar de la Sima de Cabra, con motivo de la celebración del IV Centenario del Quijote y en recuerdo del centenario del homenaje del Instituto a ese emblemático paraje.

 La actividad se realizaría también el 6 de mayo, y al llegar a la Sima el grupo de excursionistas formado mayoritariamente por estudiantes  se distribuyó en la explanada que antecede a la entrada de la cueva, donde se dieron lectura a los pasajes del Quijote que le hacen alusión y los profesores dieron las oportuna explicaciones sobre las características naturales de aquel paraje, su interés geológico, y otras explicaciones varias sobre su historia. Una foto plasmó de nuevo el momento al igual que se  había hecho hacía 100 años. Y para conmemorar la efeméride se tenía previsto colocar una pequeña lápida en recuerdo de la visita y como homenaje renovado a su importancia histórica, geológica y literaria.

Aquella lápida, aun contando con los permisos correspondientes,  por diversos problemas técnicos no llegó a colocarse y desde entonces quedó pendiente de su colocación final.

En la mañana del día 23 de abril de 2013 en la conmemoración Internacional del Día del Libro, de nuevo un grupo de alumnos y profesores del IES Aguilar y Eslava han acudido a visitar y conocer la Sima de Cabra, que gracias a la colaboración del propietario de la finca y miembros del Club de Montaña y Aventura CIMA 2000,  han recuperado la colocación de la lápida de 2005 y han podido leer la piedra cincelada que recuerda el IV centenario del Quijote y su relación con tan emblemático lugar.

La placa tallada en piedra caliza de la Sierra de Cabra tiene  de 25 cm. de alto por 35 cm. de ancho grabada con  la inscripción siguiente:

EL INSTITUTO Y LA FUNDACIÓN
AGUILAR Y ESLAVA
EN CONMEMORACIÓN DEL IV
 CENTENARIO DEL QUIJOTE Y DE
LOS 100 AÑOS DEL HOMENAJE
A ESTE LUGAR CERVANTINO.
CABRA, 6 MAYO DE 2005


La placa se encuentra instalada aledaña al relieve conmemorativo de 1905, sobre la misma pared vertical de la roca, y no supone alteración alguna del medio natural por sus características y comportamiento físico, con el que se irá integrando con el paso del tiempo.

2 comentarios:

Miguel Mayoral M dijo...

Nuestro hermanamiento sale a la luz una vez más. Este elemento cervantino que conmemoráis nos ofrece otro motivo común. Somos vecinos de la cuna de Cervantes y patria del caballero universal. Conmemorando el V Centenario de la obra máxima de la Literatura española, realizamos hace años una de nuestras primeras exposiciones en el Aula-Museo: "La Educación en los tiempos del Quijote". Os hicisteis eco de uno de nuestros grabados, en el que aparecía una magnífica cátedra, con una estética muy similar a la que custodia el Aguilar y Eslava, posiblemente uno de los más interesantes ejemplos que se conservan de este tipo de mueble escolar... Enhorabuena de nuevo, amigos

MARÍA JESÚS dijo...

Qué fuerte lo de nuestro compañero Joaquín del Instituto de Palencia... ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo? Yo, descompuesta... Me ilusionaba volver a verlo y bromear como en jornadas anteriores. Él me quería bastante... Yo lo apreciaba tanto... pobre Joaquín...

Publicar un comentario

Se eliminaran todas las entradas con lenguaje inapropiado.