miércoles, 26 de marzo de 2014

Postales de Cuba y Filipinas




9 comentarios:

Soniia Calvo dijo...

En los años 1895-1896 España se tuvo que enfrentar a su gran prueba las guerra de Cuba y Filipinas que fueron reiniciadas, ya que anteriormente habían realizado levantamientos para que se les concediera la independencia, pero en estos años con los caudillos Marti, Gomez y Maceo en Cuba y Jose rizal o Emilio Aguinaldo en Filipinas estaban dispuestos a repetir las gestas de sus antecesores en los años diez y veinte y conquistar para sus países la independencia. La guerra de Cuba, que el general Wyler fue incapaz de liquidar a pesar de su política de dividir la isla y concentrar a la población, consumió de nuevo importantes recursos humanos y materiales, hundió a la hacienda en una deuda sin fondo y abrio un grave conflicto con Estados Unidos,al que la diplomacia española hubo de hacer frente aislada y sin apoyo alguno en las potencias europeas.Dispuesto a continuar la guerra Canovas llego a enviar 200.000 hombres y millones de pesetas lo cual no consiguió la pacificación de la isla. A su muerte le sucedió Sagasta que procedió a buscar un acomodo con los rebeldes concediendo a la isla una tardía automática, juzgada por Estados Unidos, decidió desde la presidencia de McKinely a que España abandonara Cuba y Puerto Rico por las buenas y por las malas, pese a que la independencia ya había sido concedida a las colonias Españolas, la Guerra con Estados Unidos se mantuvo un poco mas hasta que en Julio de 1898 Estados Unidos destrozo las dos escuadras españolas.
La guerra con Cuba tuvo una larga duración dividida en varias fases con distintos nombres
Guerra de los Diez Años (1868-1878);Guerra Chiquita (1879-1880);
Guerra de Independencia cubana (1895-1898);Guerra hispano-estadounidense (1898).
La guerra con Filipinas(1896-1898)
http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_Cuba

AA.VV: Historia de España. Edición Austral Especial.
Editorial Espasa Libros, S. L. U., 2009

Sonia Calvo Roa 2º Bachillerato C .

Miguel Mayoral M dijo...

De acuerdo, Sonia. Introduces algún dato interesante. No obstante, aún no hemos llegado a ese momento histórico que relatas. Lo haremos en unos días. Sí os he hablado de esa Guerra de los Diez Años que citas al final. Te aclaro alguna cosilla que se te ha escapado (junto a otros errores) por la rapidez con la que has querido responder: Esa "tardía automática" de la que hablas es, sin duda, la "tardía autonomía" que se da a las colonias ¿verdad? Y el general "Wyler" que actúa en Cuba es el general Weyler, ese hombrecillo de poco más de metro y medio de altura que llegó a ser uno de los generales más laureados de todos los tiempos. Recuerdo haber oído, hace bastantes años, a una ancianita que había vivido en el centro de Madrid durante su niñez, contar cómo el general Weyler, con casi 90 años, paseaba por la mitad de la Castellana, montado en su flamante caballo blanco ¡Qué cosas!

Miriam dijo...

El separatismo cubano que hemos mencionado recientemente en clase, coincide con la guerra Carlista en España. En este momento en Madrid sólo se pensaba en "sacar juego" a las colonias. El historiador Rafael Altamiro, diagnosticó la situación de la siguiente manera "se continuó escatimando derechos a los antiguos antillanos, recelando de todo movimiento liberal y empleando, cuando la situación se agravaba procedimientos de fuerza" . Así pues, España se centró en Cuba, convenciendo a los militares cubanos de que invadir las provincias occidentales era su única salida.
Entre la presión militar que existía y las promesas del general Martínez Campos aumentó la división de los rebeldes. Esto produjo, que a finales de 1877 Tomás Estrada Palma (presidente cubano) fuera hecho prisionero.
En febrero de 1878, tuvo un encuentro secreto Martinez Campos con el jefe de los insurrectos Vicente García Gonzalez, en el cual le transmitió su decisión de abandonar las armas. Así pues tras estás condiciones de paz presentadas en la aldea de Zajón (de ahí viene el nombre "La paz de Zajona") les llevo a una independencia como la que recientemente había recibido Puerto Rico (independencia citada en la anterior bitácora) , y además exigiendo la prohibición de la esclavitud.
Tras estos acontecimientos el general Antonio Maceo lo rechazó en el tratado de Baragua y anuncio que el continuaría con la guerra.
Finalmente en Mayo fue aceptada dicha paz, y sucesivamente muchos líderes se exiliaron, dando fin a la independencia de Cuba.
Cabe destacar que tras esta paz se dio libertad a mas de 25000 hombres cubanos.
No es extraño preguntarse que paso con Cuba en los años sucesivos, pues bien , Cuba desarrolló un modo de producción que no tardó mucho en llevarle al "periodo de entreguerras".
Leslie Bethell, ed. CAMBRIDGE UNIVERSITY PRESS, EDITORIAL CRÍTICA, Barcelona, 1992.

www.aporrea.org/tiburón/a182251.html

Anónimo dijo...

Los abusos de poder que desencadenó la Guerra de los Diez Años entre los voluntarios y funcionarios españolistas fieles a la , en oposición al separatismo y reformismo cubano, llevaron a la abierta insubordinación contra el capitán general Domingo Dulce en junio de 1869. En las ciudades y pueblos más importantes de la isla los voluntarios integristas se sintieron amos de la situación y proclamaban que .
Las circunstancias de la guerra llevaron a la exagerada reacción e intolerancia de los integristas españolistas.
La Guerra de los Diez Años (que ya nombramos en clase, que ocurrió desde 1868 hasta 1878), se peleó en dos frentes principales. En el medio rural de las provincias del centro y oriente de la isla el ejército regular conducía una ofensiva frontal contra los métodos de lucha no convencionales de la insurrección separatista. Las primeras reconcentraciones de la población civil rural de zonas de guerra se implementan a partir de diciembre de 1869.
Por otro lado, en el segundo frente de ciudades y pueblos, en las provincias del occidente y centros isleños en especial, los voluntarios y empleados públicos jugaron el rol estratégico de vigilar, espiar y perseguir a los sospechosos de infidencia o apoyo al enemigo separatista entre la población civil urbana. En ambos frentes el abuso y castigo de civiles inocentes incluyó masivos secuestros y expropiaciones de bienes, deportación, exilio y prisión. En particular la política de embargo e incautación de bienes, introducida en abril de 1869 por Dulce en un intento vano por apaciguar las crecientes e intransigentes demandas de los integristas, abrió oportunidades vastas para los abusos de corrupción administrativa.

W. QUIROZ, Alfonso: Corrupción, Burocracia Colonial y Veteranos Separatistas en Cuba, 1868-1910, 221. Revista de Indias, Baruch College y Graduate Center, CUNY, 2001.

Realizado por Eduardo Alcocer Aira, 2º Bachillerato C.

Anónimo dijo...

A MI COMENTARIO ANTERIOR LE FALTABAN LOS PARÉNTESIS...

Los abusos de poder que desencadenó la Guerra de los Diez Años entre los voluntarios y funcionarios españolistas fieles a la (integridad nacional), en oposición al separatismo y reformismo cubano, llevaron a la abierta insubordinación contra el capitán general Domingo Dulce en junio de 1869. En las ciudades y pueblos más importantes de la isla los voluntarios integristas se sintieron amos de la situación y proclamaban que (no había más autoridad que ellos).

Las circunstancias de la guerra llevaron a la exagerada reacción e intolerancia de los integristas españolistas.

La Guerra de los Diez Años (que ya nombramos en clase, que ocurrió desde 1868 hasta 1878), se peleó en dos frentes principales. En el medio rural de las provincias del centro y oriente de la isla el ejército regular conducía una ofensiva frontal contra los métodos de lucha no convencionales de la insurrección separatista. Las primeras reconcentraciones de la población civil rural de zonas de guerra se implementan a partir de diciembre de 1869.

Por otro lado, en el segundo frente de ciudades y pueblos, en las provincias del occidente y centros isleños en especial, los voluntarios y empleados públicos jugaron el rol estratégico de vigilar, espiar y perseguir a los sospechosos de infidencia o apoyo al enemigo separatista entre la población civil urbana. En ambos frentes el abuso y castigo de civiles inocentes incluyó masivos secuestros y expropiaciones de bienes, deportación, exilio y prisión. En particular la política de embargo e incautación de bienes, introducida en abril de 1869 por Dulce en un intento vano por apaciguar las crecientes e intransigentes demandas de los integristas, abrió oportunidades vastas para los abusos de corrupción administrativa.

W. QUIROZ, Alfonso: Corrupción, Burocracia Colonial y Veteranos Separatistas en Cuba, 1868-1910, 221. Revista de Indias, Baruch College y Graduate Center, CUNY, 2001.

Realizado por Eduardo Alcocer Aira, 2º Bachillerato C.

Anónimo dijo...

También he buscado información de lo hablado hoy en clase sobre el acorazado “Maine”.

EEUU, con la excusa de que los ciudadanos estadounidenses que residen en La Habana pueden estar en peligro, deciden enviar a Cuba al acorazado Maine. El día 25 de enero de 1898 hace su entrada en la bahía de la Habana, para desconcierto de españoles, ya que no había sido invitado y no era normal que un buque de guerra entrara sin permiso en ningún puerto sin previa autorización. Los norteamericanos intentaban así intimidar a la gran potencia española.
Como respuesta a la iniciativa de EEUU, los españoles envían a su vez un acorazado, el Vizcaya, al puerto de Nueva York.

El Maine, tras permanecer amarrado a la misma boya desde el día de su llegada, extrema las medidas de seguridad, impidiendo que la marinería abandone el barco. Solo los oficiales pueden bajar a tierra.

El martes 15 de febrero, ya entrada la noche (21:40 horas) sobrecoge a los habitantes de La Habana: Una gran explosión se ha producido en el puerto, ante la atenta mirada de curiosos que en aquel momento se encontraban por allí. El acorazado Maine había saltado por los aires iluminando la bahía y hundiéndose momentos después, llevándose consigo la vida de 256 personas. Curiosamente la oficialidad del barco se encontraba casi en su totalidad en tierra firme, disfrutando de una cena y de un baile.

Tras la conmoción y sorpresa iniciales, se decide realizar una investigación para aclarar lo sucedido, pues nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que ha pasado y cómo se ha originado la explosión.

Tanto España como Estados Unidos comienzan investigaciones independientes y los resultados no se hacen esperar mucho pero, como era de suponer, ambos resultados son completamente diferentes.

Fuente: http://www.quehistoria.com/2013/01/conspiracion-o-accidente-del-acorazado.html

Realizado por Eduardo Alcocer Aira, 2º Bachillerato C.

Anónimo dijo...

La paz de Zanjón,firmada en febrero de 1878 entre los insurgentes cubanos y el general Martínez Campos,puso fin a una dilatada contienda de la que ambos bandos deseaban salir,pero los factores de la confrontación permanecieron intactos.En la reorganización política inmediata,los españoles incondicionales crearon la Unión Constitucional y se prestaron a mantener Cuba lejos de cualquier veleidad autonomista y separatista.Por su parte los defensores de la autonomía cubana se apresuraron a unirse en las filas del Partido Liberal Reformista.A lo largo de los años ochenta la intransigencia del sector españolista fue ahogando la posible solución autonómica contribuyendo a engrosar las filas de los separatistas.A comienzos de los años noventa la situación era preocupante y el mismo Romero Robledo,dirigente en Madrid de la oligarquía hispano-cubana,propuso en 1891 y 1892 la apertura de un proceso de asimilación de la vida pública de la isla a la metrópoli,pero para los cubanos eso era inaceptable.Ese mismo año de 1892,el independentismo cobró nuevos bríos.El 5 de enero José Martí fundó el Partido Revolucionario Cubano,cuyas bases aparecieron en el periódico Patria dirigido por Sotero Figueroa.Finalmente,en 1893,el gobierno español por medio de su ministro de Ultramar,Antonio Maura,presentó en las Cortes un proyecto de autonomía política y administrativa para Cuba,que no fue aprobado por la oposición de los intransigentes.Con ello se perdió,tal vez,la última oportunidad.
Ante el continuado fracaso reformista,el 24 de febrero de 1895,con el grito de Baire,se inició de nuevo la guerra en Cuba.Desde sus bases en Estados Unidos y diversos puntos del Caribe los combatientes por la independencia cubana estaban en condiciones de realizar un gran esfuerzo bélico.A finales de marzo volvió a la isla Antonio Meceo para dirigir nuevamente la batalla contra España.Al mes siguiente se incorporaron a la lucha armada Máximo Gómez y el mismo José Martí.
El gobierno español,en su intento de controlar la revuelta,destituyó al capitán general Calleja y envió a La Habanna a Martínez Campos.

El asesinato de Cánovas y la vuelta de Sagasta al poder dio paso a un nuevo cambio de estrategia que llevó el relevo de Weyler reemplazado por el general Blanco como capitán general.Fue el momento de las "soluciones políticas",es decir,el inicio del camino hacia la autonomía.el 15 de noviembre de 1897 se extendieron a los cubanos los derechos de los españoles peninsulares y se reformó la legislación electoral para la isla,pasando seguidamente a constituirse el primer gabinete autonómico el 1 de enero de 1898.

AA.VV. Historia de España.Edad contemporánea (1808-1931),Océano Grupo Editorial.Instituto Gallach,Barcelona,2000.
Daniela Dinca, 2ºBach C.

Anónimo dijo...

A partir de la segunda mitad del siglo XIX empiezan a manifestarse aspiraciones de libertad en Filipinas. En 1854 el gobernador marqués de Navaliches logró sofocar una sublevación encabezada por José Cuesta; pero el movimiento separatista iba en aumento, y, a partir de 1892 estalla un guerra contra los españoles.

A pesar de las enérgicas medidas ordenadas por el general Polavieja, que ordenó el fusilamiento de Rizal, el general Aguinaldo, caudillo del movimiento, ocupó todo el territorio, excepto Manilla, durante la guerra hispano-americana (1898). El 12 de junio de 1898, Aguinaldo proclamaba en Cavite la república y se erigía en presidente de la misma. Por el tratado de París de 1898, España cedía a Estados Unidos las islas Filipinas, lo que no impidió a Aguinaldo proseguir la lucha de guerrillas hasta 1901, cuando fue hecho prisionero.

Finalmente, en 1916, Estados Unidos concedió al archipiélago plena autonomía y una constitución, mas el movimiento de independencia estaba latente.

Enciclopedia Labor, Barcelona, 1972, cuarta edición.

Asier Llorente Pastor, 2º Bachillerato B.

Miguel Mayoral M dijo...

Bien, muchachos. Si os parece, concluimos con esto las aportaciones en torno al motivo que sugirieron las postales de los institutos de Ultramar que muestra nuestra Aula-Museo. Enhorabuena a todos. Miriam: Seguro que te refieres a la Paz de Zanjón, que acabó con la guerra cubana de 1868-78 ¿verdad? Eduardo: Bien por la corrección, aunque en los casos en los que citas palabras exactas de alguien, lo que te faltaban eran comillas ¿no? Me gusta especialmente tu investigación sobre el Maine. Bien, Daniela; qué pena que esa autonomía no llegara antes a los cubanos ¿verdad? Fue demasiado tardía para frenar la independencia.

Publicar un comentario

Se eliminaran todas las entradas con lenguaje inapropiado.