lunes, 20 de octubre de 2014

El escritor Sánchez Adalid en la Apertura del Curso Escolar del Instituto Aguilar y Eslava



El Instituto Aguilar y Eslava celebró el pasado jueves, 2 de octubre la solemne apertura del curso escolar 2014/2015, un tradicional acto académico que viene celebrándose desde 1872. El conocido escritor Jesús Sánchez Adalid impartió la lección inaugural con la conferencia: " No son tres Culturas: son muchas más. La vida mozárabe en el Emirato Cordobés". Previamente en el Museo Aguilar y Eslava se inauguró y presentó la Exposición "En Camino" de la artista alemana Silvia Steinbach, patrocinada por la Junta de Galicia y con la colaboración de la Asociación Jacobea de Málaga y la Diputación Provincial de Córdoba.

Jesús Sánchez Adalid (1962) estudió Derecho en su Extremadura natal, se doctoró en la Complutense de Madrid y se licenció en Derecho Canónico por la Universidad Pontificia de Salamanca. Ejercería durante dos años como Juez, siendo unos de los magistrados más jóvenes de España, aunque en la actualidad, este “Cura, juez y escritor de libros superventas” como lo calificó el Magazine cultural de El Mundo… ejerce, orgulloso y feliz, como sacerdote y profesor en Mérida y desde donde sigue sorprendiéndonos escribiendo maravillosos libros. Ha publicado con gran éxito 15 novelas, entre las que destaca "El camino mozárabe" (2013) su más emblemática novela. Y donde se describe el viaje que hacían los peregrinos mozárabes que empezaron a llegar a Córdoba desde Almería, Granada, Málaga o Jaén para desde allí, seguir dirección a Mérida y después hacia el norte por la llamada Vía de la Plata, la antigua calzada romana que unía Mérida con Astorga. Una novela que como todas las suyas sigue explorando acontecimientos históricos al tiempo que reflexiona sobre las luchas de poder, las intrigas, en definitiva, sobre la complejidad de las relaciones humanas.

En 2007 ganó el Premio Fernando Lara por su novela "El alma de la ciudad", en 2012 el Premio Alfonso X el Sabio de Novela Histórica por Alcazaba, y en 2013 el Premio Internacional de Novela Histórica de Zaragoza por el conjunto de su obra, el Premio Diálogo de Culturas y el Premio Guadalupe Hispanidad.

Sánchez Adalid ha convertido su obra, por méritos propios, en un símbolo de acuerdo y armonía entre pueblos, religiones y razas, algo especialmente necesario en un mundo actual desagarrado por la intolerancia y el fanatismo.